miércoles, 6 de mayo de 2015

¿Qué observamos cuando miramos a un árbitro?

Muchas veces me pregunté que observamos los capacitadores/ conductores de árbitros cuando miramos un partido….un torneo? ¿Porque cuando (las pocas oportunidades) que hacemos una puesta en común difiere tanto la opinión de uno con el otro?. ¿Porque vemos diferente? …….Situaciones delicadas para la formación de jóvenes…y desarrollo de los no tan jóvenes.
Personalmente estoy convencido que hay miles de factores que influyen en las “formas de observar”.
Interés por el árbitro… política por encima de la verdad…. Seducciones para ser aceptado”….Involucramiento…. Talento…. Experiencia..... Capacidad…. Actualización…. Etc. Etc y muchos etcéteras mas.

Pensé mucho como desarrollar este tema y seguiré pensando para llegar a una conclusión que sea positiva y beneficiosa para todos.
Pero mientras tanto recurro a un tema de AXEL (quién por esas cosas de la vida hizo el curso de árbitros de handball muchos años atrás.

Hay miradas que sin dudas 
Dicen más que mil palabras 
Y que al verlas todas juntas 
Son como espejos del alma 
Hay miradas que cuando miran 
Son hirientes y lastiman 
En cambio hay otras tan serenas 
Que consuelan y acarician 
Hay miradas insistentes, misteriosas, recurrentes 
Y las hay indiferentes, como las de tanta gente 
Hay miradas que ocultan verdades 
Que mucho dañan 
Y las hay que en la diaria lucha 
Fortalecen y acompañan 
Hay miradas que perdidas entre miles de miradas 
Andan solas por la vida 
En busca de otras miradas 
Y hay miradas que cautivan 
Por lo bellas y profundas 
Como tu mirada azul 
Que me atrapa día a día 
Hay miradas que por tristes 
Enlutan a quien las viste 
Y hay esas miradas dulces 
Que ennobleces a quien las luce 
Hay miradas que derriten 
Hasta el corazón más duro 
E iluminan suavemente 
El pensamiento más oscuro 
Hay miradas 
Que perdidas entre miles de miradas 
Andan solas por la vida 
En busca de otras miradas 
Y hay miradas que cautivan 
Por lo bellas y profundas 
Como tu mirada azul 
Que me atrapa día a día.




Thedy Adjemian

No hay comentarios:

Publicar un comentario