lunes, 14 de diciembre de 2015

Give me the Power

Bien sabemos que el árbitro es la autoridad de un partido. Con sus historias, trayectorias, experiencias, personalidad, aciertos, errores, formas y lenguajes. El "PODER" del mismo está dado por el sólo hecho de "vestirse de negro", con su silbato, tarjetas y estrategias. Una AUTORIDAD "OTORGADA"  in situ por los diferentes actores por el solo rol de ser árbitro.....pero no ganada.....ni confiada.
Cada partido, equipo, jugador, DT es una historia diferente. Cada año, mes,  día es una historia distinta, según lo que haya sucedido (sucede) en nuestras vidas, con los cambios lógicos que nos depara el destino.
Pero me pregunto que pasa cuando un equipo no nos confía ese rol? Qué pasa cuando un jugador, DT, dirigente no nos acepta como autoridad y cada decisión es sinónimo de protesta y disconformismo?
Cómo hacer para quienes desconfían hasta de lo que respiramos y no nos acreditan el "poder" para desarrollar con normalidad un partido.
Ciertamente que detrás de ese no concesión de autoridad hay cosas que pasaron (y/o pasan): historias, desilusiones, decisiones desacertadas, inexperiencias.... o simplemente (entre otros) jugadores/ Dt´s con más años de handball que no aceptan que los "nuevos" árbitros puedan decidir.
Tarea complicada.
Cómo le dijo la mujer a su marido infiel: "me duele que te hayas equivocado, pero mas me duele que ya nunca voy a poder confiar en vos".
Traducido al partido: "Me duele el error, pero más me duele que cada vez que me dirijas no voy a poder confiar en vos"................salvando las diferencias.
Sería interesante analizar como "higienizar" esta posición incómoda para ambos (jugadores/ árbitros), (Dt´s/ árbitros) para poder convivir..................... en PAZ.
La vida continúa, los partidos para cruzarse serán cientos, nadie será imprescindible...pero el poder no otorgado será perjudicial......para AMBOS.
Para los jugadores y Dt´s porque los saca de foco, de eje.
Para los árbitros......también.
Porque los jugadores/ Dt´s pueden perder la confianza en los árbitros.
Y también los árbitros perder la confianza en los jugadores y Dt´s.
Desde mi lugar, con varios kilómetros recorridos y con muchos errores (si lo sabrá Leo Maciel) y aciertos a cuestas,  considero que cada partido debiera ser una nueva apuesta a la confianza mutua.


give me, give me todo el poder so I can come around to joder



Thedy Adjemian

martes, 13 de octubre de 2015

El lado B por MARIANA GARCÍA

Todos los fines de semana escucho quejas sobre el arbitraje, algunas con razón, otras sin fundamentos. Las redes sociales se llenan de publicaciones, donde sin importar la vida privada del involucrado, lo exponemos de manera despiadada olvidándonos que además de ser árbitro, es humano y puede equivocarse.
Pero, alguna vez alguien se preguntó ¿Qué siente el árbitro? ¿Qué le sucede después de un mal arbitraje? ¿Qué pensamientos se le cruzan por la cabeza cuando sabe que acaba de cometer un error?
Seguramente no…
El lado B del árbitro es ese. Todo lo que pasa desde el momento que llega la designación del partido hasta el Domingo a la noche cuando termina la jornada laboral y llega a su casa.
Si leíste bien. LABORAL, porque esto para muchos no deja de ser un trabajo y hay que tomárselo con seriedad.
Ansiedad, nervios, felicidad, excitación, alteración, incertidumbre, emoción,  tristeza, entre otros, son algunos sentimientos que un partido puede generarnos.
Los jugadores y los técnicos se preparan toda la semana para disputar su partido y los árbitros también. Desde el momento que llega la designación ya tenemos el partido en la cabeza. ¿Cómo va a ser? ¿Qué jugadores conflictivos puede haber? ¿Cuál tiene que ser mi postura? ……. ¿Saldrá todo bien? Hay algo claro, ningún árbitro quiere que los partidos terminen mal y tampoco pretendemos que todos se vayan conformes. Sabemos y tenemos bien en claro, desde el momento que somos árbitros que nunca vamos a poder conformar a todos. La mayoría queremos hacer nuestro trabajo bien, aunque a veces sabemos que no lo hacemos de la mejor manera. Y eso es algo que influye psicológicamente en el árbitro.
Nadie se va contento cuando pierde. El árbitro tampoco cuando le va mal. Muchos nos tomamos esto con seriedad y realmente nos vamos tristes cuando un partido no salió de la manera que queríamos. Por eso duele tanto cuando los otros actores del partido  generalizan.
Soberbios, agrandados, estrellas, no tienen el mismo criterio, etc. Son las distintas palabras que nos caracterizan, pero ¿somos todos iguales? Es verdad que hay árbitros que lo hacen por dinero, otros por pasión y algunos para estar cerca del deporte. Pero los árbitros no pensamos que todos los jugadores son quejosos, ni que todos los técnicos son insoportables. Reconozco que hay distintos tipos de árbitros, pero también los hay de jugadores, técnicos,  dirigentes, público, padres, etc. Cómo ocurre en la sociedad…en la vida misma.
Estaría bueno, que además de hacer bien nuestro trabajo, todos pensemos un poco más en la figura del árbitro. A veces me pregunto si alguno toma conciencia de lo que el árbitro deja cada fin de semana para ir a arbitrar  (obviamente es una elección), de lo que siente cuando lo insultan, cuando lo agreden, cuando siente que ya no confían en él. Trayectos interminables, lugares desconocidos, cumpleaños familiares, aniversarios de pareja. Momentos que dejamos atrás para ir a pitar un partido.
 A veces tenemos partidos buenos, partidos malos y algunos desastrosos, pero ninguno de nosotros llega el Domingo a la noche a su casa con una sonrisa de oreja a oreja si sabemos o sentimos que algo salió mal. Los que nos tomamos esto son seriedad hemos sufrido durante días la tristeza después de haber tenido un mal partido. Sabemos que el camino es largo y que hay distintos obstáculos que atravesar, pero no nos olvidemos que somos una pata más de este hermoso deporte, que junto con los jugadores, técnicos y dirigentes queremos que siga creciendo.
Por ser árbitros no dejamos de ser personas, y por ser personas también tenemos derecho a equivocarnos.

                                                                                                            Mariana Garcia


martes, 22 de septiembre de 2015

¿Qué ves cuando NO me ves?

Los autos aminoran la marcha cuando hay radares….no cuando las señales de tránsito informan….
Los jugadores se tapan la boca cuando hay cámaras….ocultarán algo?
Los estudiantes se copian cuando el profesor se distrae….
Los automovilistas esconden los teléfonos móviles cuando un policía está próximo a “descubrirlos”…
Los vendedores ambulantes salen corriendo (si es que no arreglaron el “diezmo”) cuando los inspectores acechan….
Muchos tapan las patentes en lugares prohibidos para estacionar….
Otros tantos no pagan boletos cuando saben que no hay peligro alguno de ser descubiertos en el transporte público…..

Árbitros que hacen correctamente los “deberes” dentro y fuera de la cancha cuando un observador está evaluándolos, pero seguramente volverán a ser ëscorpiones”cuando la rana cruce el río.

Muchas veces me pregunto…..que pasa cuando no estamos controlados, porque nos convertimos en otro “ser humano”?......o lo que realmente somos?
Cómo actuamos en nuestras vidas cuando nadie nos evalúa , pone límites o controla?

Porque en muchos partidos  personas de confianza nos cuentan ciertas actitudes de árbitros (dentro o fuera de la cancha) hasta pareciéndonos que estamos hablando de 2 personas distintas.

Tan difícil será autodisciplinarnos?
Tan complicado será ser nosotros mismos sin necesidad del control?
Tan díficil será RESPETAR al prójimo …..o al  próximo ?
Somos corderos?
Somos lobos?
Somos escorpiones?
Quién realmente somos?

Porqué  quizás como dice Jackie Chan:

Comienzo a sentir que nosotros necesitamos ser controlados porque si no haremos lo que querramos".




Thedy Adjemian

jueves, 3 de septiembre de 2015

Nene......cuando vas a crecer?

Generalmente en las capacitaciones arbitrales los "conductores"suelen mostrar los errores cometidos en el partido designado. Algo frío, robótico, algo parecido a un "cuenta errores", con joystick incluído
Muchas veces creí (y sigo creyendo) que este método tradicional es una herramienta importante en el crecimiento del árbitro... pero insuficiente. Personalmente estoy convencido que es indispensable ir también al fondo del error...de saber porque pudo haberse cometido, profundizando y analizando psico- emocionalmente la situación. Tarea compleja para árbitro y capacitador, pero altamente útil y gratificante.
El Reglamento es conocido por todos, letra mas o letra menos, los árbitros lo saben y se enorgullecen cuando los resultados de los test escritos son positivos. Esa "biblia"que nos da el conocimiento legítimo del juego pero que muchas veces no sabemos interpretar, aplicar ni sembrar en un partido.
El reglamento por sí solo no alcanza. Hay varios aspectos importantes y fundamentales en la tarea arbitral. Muchos otros factores que influyen directamente en el juego......y también en el crecimiento del árbitro.
Hoy voy por la MADUREZ.....emocional....independientemente de la edad cronológica y estadio de la carrera en que se encuentra, alumbramiento, pubertad o adultez arbitral. Factor indispensable para ser un BUEN árbitro.
Educado. Respetuoso. Profesional. Crítico. Autocrítico. Entrenado. Esforzado. Dedicado. Coherente. Mentalmente FUERTE.
Esa Madurez que permite que ya uno no se deja engañar por si mismo. Esa MADUREZ que nos enseña a saber reaccionar en momentos de tensión y conducir un partido donde distintas emociones están en juego.
Es saber escuchar. Ser humilde pero grande. Enfrentando los problemas.
MADUREZ es sentirnos tan seguros de nosotros mismos, de lo que transmitimos, de nuestro rol de autoridad, con defectos que hasta los jugadores "perdonan nuestros errores"CONFIANDO...... y "dejándonos"en paz.


Thedy Adjemian


miércoles, 6 de mayo de 2015

¿Qué observamos cuando miramos a un árbitro?

Muchas veces me pregunté que observamos los capacitadores/ conductores de árbitros cuando miramos un partido….un torneo? ¿Porque cuando (las pocas oportunidades) que hacemos una puesta en común difiere tanto la opinión de uno con el otro?. ¿Porque vemos diferente? …….Situaciones delicadas para la formación de jóvenes…y desarrollo de los no tan jóvenes.
Personalmente estoy convencido que hay miles de factores que influyen en las “formas de observar”.
Interés por el árbitro… política por encima de la verdad…. Seducciones para ser aceptado”….Involucramiento…. Talento…. Experiencia..... Capacidad…. Actualización…. Etc. Etc y muchos etcéteras mas.

Pensé mucho como desarrollar este tema y seguiré pensando para llegar a una conclusión que sea positiva y beneficiosa para todos.
Pero mientras tanto recurro a un tema de AXEL (quién por esas cosas de la vida hizo el curso de árbitros de handball muchos años atrás.

Hay miradas que sin dudas 
Dicen más que mil palabras 
Y que al verlas todas juntas 
Son como espejos del alma 
Hay miradas que cuando miran 
Son hirientes y lastiman 
En cambio hay otras tan serenas 
Que consuelan y acarician 
Hay miradas insistentes, misteriosas, recurrentes 
Y las hay indiferentes, como las de tanta gente 
Hay miradas que ocultan verdades 
Que mucho dañan 
Y las hay que en la diaria lucha 
Fortalecen y acompañan 
Hay miradas que perdidas entre miles de miradas 
Andan solas por la vida 
En busca de otras miradas 
Y hay miradas que cautivan 
Por lo bellas y profundas 
Como tu mirada azul 
Que me atrapa día a día 
Hay miradas que por tristes 
Enlutan a quien las viste 
Y hay esas miradas dulces 
Que ennobleces a quien las luce 
Hay miradas que derriten 
Hasta el corazón más duro 
E iluminan suavemente 
El pensamiento más oscuro 
Hay miradas 
Que perdidas entre miles de miradas 
Andan solas por la vida 
En busca de otras miradas 
Y hay miradas que cautivan 
Por lo bellas y profundas 
Como tu mirada azul 
Que me atrapa día a día.




Thedy Adjemian

martes, 17 de febrero de 2015

Mentira la Verdad



Las historias suelen repetirse...no importa el país....credo o religión.
Nos creemos más que otros…siempre….casi siempre.
Somos buenos… muy buenos. Son injustos con nosotros, todos…casi todos.
Nos merecemos más…. mucho más.
Años escuchando lo mismo....de generación en generación…. me incluyo.
Tuvimos un buen torneo. Estamos conformes. Las devoluciones de los partidos fueron buenas. Están muy contentos con nosotros...... pero las designaciones y futuro muchas veces no lo refleja.
Personalmente creo que varios factores influyen en estas realidades: Narcisismo,  Egocentrismo, carencia de autocrítica, falta de valoración externa. Falta de disciplina…..de varios lados
También falta de crudo realismo en las observaciones y devoluciones de los partidos. OBJETIVAS. Que muchas veces por seducción (política), otras para evitar conflictos, y otras tantas por falta de capacidad de ambos lados (observadores y árbitros) terminan tergiversando la realidad.

Considero indispensable para el crecimiento (de todos)  la  idoneidad,  objetividad,  confianza,  personalidad y capacidad, basada en  la autocrítica real y no ficticia.

Porque de injusticias estamos llenos
También de  ser mejores que otros.
De personas que no valoran nuestro trabajo....y de devoluciones light

Porque para progresar tenemos que dejar de mentir (nos).
Sin falsas seducciones ni maquillajes que perversa y peligrosamente reflejen una verdad....mentirosa.
Destructiva...
Autodestructiva.



Thedy Adjemian