viernes, 1 de noviembre de 2013

Un mundo sin adultos



Queríamos ser grandes....a eso "jugábamos".

Recuerdo como mis padres, hermanas y yo tratábamos de parecernos a nuestros mayores. Talco en el pelo, líneas marcadas en la frente sinónimo de sabiduría, alguna que otra arruga delineada vaya saber con que marcador sylvapen y, como buena familia textil algún saco y pantalón con clara imitación del vestuario adulto.

La "vejez" era todo un modelo a seguir. Sinónimo de adultez y sabiduría, nuestro anhelo y sueño era parecer grandes, ya que ello nos haría estar cada vez más cerca de la "verdad".....absoluta.

Escuchábamos a Julio Iglesias, Manolo Galván, Camilo Sesto y la guitarra del infaltable Cacho Tirao en nuestros viajes a Mardel. Entrar al casino sin tener 18 años no era por el placer de jugar, era sencillamente por el orgullo personal de saber que la meta soñada estaba cada vez más cerca.
Queremos ser jóvenes.... a eso "jugamos".
Veo ahora como  los adultos tratamos de imitar el modelo adolescente. Tintura en el pelo (cada vez más hombres también), bótox o vaya saber que crema milagrosa para tapar las líneas de la frente, alguna que otra cirugía o maquillaje salvador y como "copados" que queremos ser, ropa "teen" y colorida (si es chupín mejor) ...y Agapornis, One Direction y en algunos casos de extrema "gravedad" cuasi terminal....... Violetta.

Vamos por la vida tratando de disimular la edad. Rezando,  anhelando, rogando,  pidiendo a  Dios que  llegue ese día que una persona (sea cual sea su estado mental) pregunte sin conocer la filiación, si nuestro hijo/a  mayor es nuestro hermano/a.  Cosa que hasta ahora en mi caso particular, a 12 años, 9 meses, 13 horas, 35 minutos, 43 segundos......no sucedió.

Y así estamos. Viendo como los árbitros de la vieja guardia inspiraban una distancia prudencial e higiénica frente a los distintos actores del juego. Respetando los roles y asimetría que debe existir en las funciones que así lo requieren. Un profesor no debe tener una relación de pares con un alumno.....un árbitro tampoco con los jugadores....un padre (por más difícil que sea)  no debiera ser amigo de su hijo.  Cada uno con roles diferentes en beneficio del desarrollo del juego... de la vida.

Una vez una persona me dijo: "antes los árbitros jóvenes parecían viejos. Hoy los árbitros jóvenes parecen adolescentes". Con  todo lo que implica ese juego de palabras tan, pero tan ciertas. Árbitros jóvenes (y no tanto) que justamente navegan en la incertidumbre de aceptar su rol asimétrico y de adultez.....más allá de la edad.

La puesta de límites, respeto, cierta distancia prudencial. Fundamentalmente el ser consciente que cada uno tiene una responsabilidad y un compromiso frente a su rol. Y que  por  parecer copados, cool, cancheros, aceptados y queridos, no caer en falsas seducciones y falta de límites en pos del "agradar"

Por qué hoy lo difícil no es ser autoridad (padres/ docentes/ árbitros). Hoy lo difícil es ser adultos......responsables.



Escuchando Justin Biber...... Thedy Adjemian








sábado, 19 de octubre de 2013

Vo so´contra mío



Difícil pensar en Argentina.
Difícil opinar en Argentina.
Difícil expresarse…..con buenas intenciones.
No siempre el que hace las cosas bien…las hace todas bien.
Y no siempre el que hace las cosas mal… las hace todas  mal.
Todos podemos equivocarnos.
Todos podemos acertar.
Difícil construir.
Pareciera que toda opinión diferente es oposición belicosa…cuasi guerrillera. Pareciera que todo aporte es crítica…destructiva.
Épocas donde los que conducen se rodean de soldados talibanes, aduladores y militantes de la causa.
Épocas donde la tropa se rige por antigüedad, pertenencia, obediencia y militancia extrema…lejos del  crecimiento.
Sostengo que uno tiene que rodearse de personas que constantemente lo hagan reflexionar, pensar, que construyan desde la diversidad de visiones.  Creciendo.
A veces los recursos económicos no alcanzan.
Otras son excusas de inoperancia.
Difícil pensar en Argentina.
Difícil expresarse en Argentina.
Porque el que no se inmola por la causa no  sirve. Porque la lealtad está por encima de la capacidad.
Porque como dice el gran Alfio: Vo so´contra mía


Thedy Adjemian

miércoles, 16 de octubre de 2013

El gran Babu



Mezcla de árbitro IHF y árbitro de barrio.
Mezcla de Premio Nobel de Literatura y opinólogo de café.
Mezcla de tipo bonachón y sensible.
Mezcla de viejo sabio e infante soñador.
Querible…por donde se lo mire.
Batallas peleadas….muchas. Guerras también………. siempre ileso.
Lejos de las luces de neón y maquillajes de árbitros “rock star”…. cerca del pueblo.
Convivencia de adulto responsable y desfachatez de adolescente.
Reconocido en el “pueblo”…. por momentos olvidado en los “escritorios”.
Un tipo con cientos de miles de kilómetros recorridos… el motor intacto.
Responsable….. muy responsable.
Colaborador.
Buen compañero.
Alegre.
Positivo.
Lejos de las peleas de cartel.
Jugador (árbitro) todo terreno, respondiendo siempre sea el partido y escenario que fuera.
De la “vieja guardia”…. totalmente inserto en la “nueva generación”
No hay partidos complicados…. todo lo hace sencillo.
Mi reconocimiento al GRAN BABU….
Por ser un árbitro de Puta Madre (mándenme informe por el insulto).
Porque como dice el refrán popular: Para algunos…. EL TIEMPO NO PASA


Confesiones de un colega

Thedy Adjemian
  


sábado, 5 de octubre de 2013

Duro de Domar


Me recuerdan esas jineteadas veraniegas que pasan en Crónica TV a la 1am. Fiestas lugareñas, música folklórica, y nombres de embutidos o corvinas de colores.
Jinetes tratando de domar al potrillo, saltando “por los aires”, haciendo malabares, agarrándose de donde pueden en busca de su objetivo… complicado.
Meses de entrenamiento, lectura de razas, observación de otras peñas, consejos de baqueanos experimentados.
Por el otro lado el “pingo”, demostrando toda su astucia, “salvajismo natural”, dotes y cualidades/ habilidades propias de la raza.
Jinete vs. Potro.
Potro vs. Jinete.
A la vista de cientos de personas para ver quién sale “victorioso”.
Cuántos partidos hemos visto con esta misma historia. Por un lado el (los) árbitros jinetes, y por el otro el jugador potrillo, que cuánto mas “rebenques” recibe…más indomable se vuelve.
Todo un desafío…toda una búsqueda de estrategias.
Consejo de observadores, lectura de bibliografía, observación de partidos, reglamento de juego en mano.
Jinete vs potro
Árbitro vs jugadores conflictivos (*)
O los domamos………………………………………..o nos tiran al piso.




Thedy Adjemian



(*) el jugador conflictivo no siempre es el mismo. Cada partido puede (o no) haber uno distinto. Sin prejuzgar…solo observando la realidad.
Son aquellos que se quejan y protestan permanentemente y/o golpean estratégicamente y/o cometen acciones que pueden entorpecer el normal desarrollo del juego.


martes, 3 de septiembre de 2013

A quién le importa el arbitraje?



En épocas donde la seducción y el ser aceptado están por encima de la enseñanza y transmisión de saberes…

En épocas donde importan más los lineamientos políticos que el “consumidor final”…

En épocas donde nos rodeamos de amigos, obedientes, leales y  soldados, por encima de personas idóneas…

En épocas donde la presentación 2.0 no condice con el trabajo de campo…

En épocas donde importa la cantidad y no la calidad…

En épocas  donde las políticas de inclusión son solamente una mera estrategia política...

En épocas donde el proyecto y trabajo a largo plazo son tan largos que hasta uno se olvidó del plazo…

En épocas donde respondemos económicamente a instituciones y se dificulta el “librepensamiento”…

En épocas donde lo gratuito por momentos no valora el esfuerzo…

En épocas de clientelismo….

En épocas que la falta de conflictos está  por encima de la justicia deportiva…


Me pregunto….


A quién le importa el arbitraje?





Thedy Adjemian

miércoles, 31 de julio de 2013

De Lázaro y Fariña al Chavo del 8



Muchos años de arbitraje.
Muchos años observando partidos
Kilómetros recorridos, batallas ganadas, empatadas y perdidas.
Siempre confié en la honestidad del árbitro (de handball). Más allá de aciertos, errores, horrores y “orrores” nunca dudé de la intencionalidad, no viendo hasta el momento parcialidades conscientes en el accionar de los mismos.
Errores… muchos
Soberbias… demasiadas
Displicencias… ni hablar
Influencias de localía,  faltos de estado físico, faltos de compromiso, “copeteados”,  carentes de personalidad….para ambos equipos….también.
Sanciones, decisiones, exclusiones, descalificaciones, infracciones debatibles ….infinitas. Aciertos también.
Siempre me pregunté que lo hace pensar a un jugador, DT, dirigente,  espectador creer que un árbitro desfavorezca a su equipo…. con INTENCIÓN.
Con $$$$, dólar blue, bonos YPF, títulos  negociables podría dudarlo (como en todo ámbito donde esté presente el “vil metal”), pero el arbitraje en handball  por suerte lejos está de esa realidad.
El error es pasible de enojo.
El horror ni hablar….más aún los producidos influyentes en el resultado….pero creer que el error es premeditado no entra en mi inocente cabeza que va perdiendo algunos pelos con el paso de los años.
Hay árbitros muy buenos, buenos, regulares y malos
Hay jugadores muy buenos, buenos, regulares y  malos también
Pero una cosa es confundir burro con ladrón, asno con delincuente,  “gato” con rati,   cuatrero con chorro…..y creer que el desacierto del árbitro forma parte de un estratégico accionar delictivo en busca del preciado botín.
Las protestas desmedidas no corrigen los errores arbitrales.
Las quejas ampulosas no hacen del mal árbitro... un buen árbitro.
Solo el aporte bien intencionado, constructivo y paciente de todas las partes harán  que construyamos un pacífico y  positivo……..recambio generacional


Thedy Adjemian


martes, 16 de julio de 2013

Silencio Stampa



Días atrás leí la reflexión de un “viejo” amigo que se preguntaba acerca de la falta de más parejas americanas (comparadas con otros continentes) en campeonatos mundiales.
Me pareció interesante y pertinente la inquietud, pero mejor y más interesante aún me pareció  la reflexión preguntando (y preguntándose) por tal/ tales ausencias.
Muchas veces observé (y observo) diferentes informes del nivel de los árbitros en distintas competencias locales y regionales  y en su mayoría sus desempeños son positivos, auspiciosos y con altos  niveles de satisfacción (¿garantizada?). En muchos países con gran competencia interna, en otros menos, pero en la mayoría de los casos satisfechos de su performance.
Pero todo esto no siempre condice con la realidad…. continental, a veces mostrando lo contrario. Solamente hay  6 parejas internacionales, algunas con futuros inciertos. Por detrás jóvenes árbitros que llegan con primeras o segundas herramientas  y  que están dando sus primeros pasos americanos, algunas sin ciertos dominios aún.
Personalmente estoy convencido que hay que hacer una revisión interna, de balances e informes sobre presentes de cada país. Sin esconder realidades, potenciando las fortalezas y haciendo una autocrítica de las debilidades, situación actual y de los motivos de porqué en el continente el recambio generacional viene “gateando”. Observando también (en las parejas que vienen desarrollándose en forma positiva) si el trabajo es mérito de un proyecto nacional, jurisdiccional, barrial, vecinal, del trabajo de “otros” o simplemente de los involucrados, gracias a su esfuerzo personal. De lo que corresponde.............…y de lo que no.
A veces (siempre) es bueno ser reflexivo.
A veces (siempre) es bueno mostrar las dificultades (también las fortalezas).
A veces es bueno mostrar la realidad del terreno.
Porque nos hace mucho más creíbles mostrar la “realidad real” por mas dura que sea, que maquillar las “arrugas” para que luego sin photoshop y en forma cruel verlas en las designaciones internacionales.


Thedy Adjemian

martes, 14 de mayo de 2013

Desinformados



Hay tiros libres, laterales, penales, dobles, pasos….
Hay amarillas, exclusiones, exclusiones anaranjadas, descalificaciones y descalificaciones que merecen un poco más…….reglamentarias…. obligatorias.
Sostengo que un árbitro no siente placer por sacar una roja, personalmente creo que la padece, la sufre. Es una situación a veces compleja, otras “pesada”, sin dudas no placentera. En algunos casos “culposa”, en otras dudosa…pero que en todas puede ser causal de una “ruptura” en su relación con jugadores………. u oficiales.
Sabemos que los tiempos cambian. Aquel árbitro rígido, distante, “sin corazón”, frío fue cambiando, transformándose en un ser social, amable, un poco mas cercano al “mundo humano”. Por momentos  necesitando ser aceptado por todos, por momentos queriendo ser querido….quizás amado.
A tal punto que repercute en forma negativa en hechos concretos, en decisiones importantes, a veces graves…otras mas graves aún.
Hay descalificaciones sin informes al tribunal de penas…pero hay otras que sí la ameritan. Obligadas….justas.
Y que el temor de “quedar bien” no nos condicione. Que el temor del rechazo, de la no aceptación,  no influya en la decisión. A veces detrás de una medida antipática….hay una medida debida. Detrás de una medida antipopular hay ojos que ven si aquella deseada seducción pesa más que el deber…..ser. Detrás de una medida “políticamente incorrecta” hay una toma de valor, justa, valiente que será motivo de seducción de mucho…de pocos….o de muy pocos….pero honesta….por lo menos para nosotros.
Hay seducciones que seducen…
Hay seducciones que rozan con la ceguera…
Hay seducciones que van de la mano de la aceptación…
Pero tengamos conciencia que lo que corresponde hablará de nuestra fortaleza, firmeza, coraje, justicia y valores.
Porque como dice Paulo Coelho:
“Tu problema no es tratar de ser quien eres, sino tratar de ser aceptado por todos en la forma en que piensas que debes ser aceptado,” dijo el caballero, alejándose.
“Y actuando de esta manera, es mejor quedarse en el desierto.”





Thedy Adjemian



lunes, 14 de enero de 2013

Capacitación Arbitral (del subte A al tren bala)



Estoy convencido que un árbitro debe capacitarse constantemente, tratar de mejorar su preparación, para así poder aspirar a un mejor rendimiento dentro y fuera de la cancha.
Las diferentes federaciones se preocupan y dedican por ello, considero que con un formato algo estanco en el tiempo, algo desactualizado, algo un tanto demodé, pero capacitación al fin que es lo importante.
Desde años el eje central de la capacitación gira alrededor de los power point, exposición de diferentes reglas, evaluaciones escritas. Algunos interesantes, otros no tanto, algunos clásicos y otros con gran sentido estético pero no ejecutables en la práctica habitual.
En otras ocasiones observamos y analizamos quirúrgicamente partidos y jugadas de selecciones europeas, iterplanetarias, intergalácticas e interestratosféricas…lejanas a nuestra realidad (ver de Disney a Interama). Transmitimos experiencias de árbitros de élite (y también de árbitros de “élite”)….descartables.
Es hora de generar un cambio radical en la capacitación arbitral. Será hora de recurrir a otros profesionales que puedan enriquecer, mejorar y fortalecer la preparación del árbitro. Propongo desde este nuevo paradigma el trabajo conjunto con psicólogos, para saber que pasa por la cabeza de los árbitros más jóvenes y que recién dan sus primeros pasos (o silbatos) ante las presiones externas, internas, entre otros temas.
Prepararlos para estar al frente de (chicos en algunos casos, adultos en otros), cuando jamás se estuvo al frente o conducción de un grupo/s.
También trabajar temas psicológicos  con los árbitros de mayor experiencia. Como poder manejarse/ actuar positivamente ante diferentes decisiones  y situaciones. Como desenvolverse también ante las presiones y saber también convivir con sus pares.
Propongo talleres de expresión corporal. Observo muchos árbitros sin dominio de su cuerpo en la cancha, demostrando y transmitiendo inseguridades (o excentricidades), desgano, empatía, apatía,  excesivas ganas, lentitud o aceleración sin encontrar un punto de equilibrio para “vender” mejor la decisión tomada.
Propongo trabajar con técnicas de relajación, preparación física acorde a cada árbitro y contextura física, debates sobre situaciones de juego que ocurren en los partidos de cada fin de semana y no siempre en las finales europeas que distan (sin desmerecer nuestra realidad local) a nuestra problemática habitual.
Propongo y es fundamental, trabajar con editores de video de partidos para que cada árbitro pueda ver, analizar y debatir en sus juegos  SUS aciertos y errores sin necesidad de recurrir a la “memoria” para reacordar tal o cuál situación.
Es hora de actualizar la capacitación y formación  de los árbitros para estar preparados para las actuales necesidades, nivel, sociedad y exigencia del juego (desde mini hasta veteranos).
No sea cosa que por estar añorando el pasado, wincofón por medio, estemos con la frente marchita esperando que algún “pasajero en trance” nos convenza que todo tiempo pasado fue mejor.



Thedy Adjemian

lunes, 7 de enero de 2013

Antón Pirulero



Muchas veces pregoné desde este espacio cuáles eran (son) los límites “estipulados” respecto al rol del árbitro, dentro y fuera de la cancha.
Cuáles son sus deberes y obligaciones, cuáles son sus derechos, cuáles son los límites éticos, estéticos y cuáles podrían ser sus “recreos”.
Entiendo el paso del tiempo, las tendencias de las “nuevas generaciones”, la mutación del rol de autoridad y el cambio de imagen y estilo a medida que pasan y transcurren los años.
Entiendo, comprendo, me adapto, convivo y pretendo reflexión, debate y ¿replanteo? si fuera necesario.
Desde el comportamiento de los árbitros (dentro y fuera de los 40x20).
Desde la pertinencia de la diversidad de funciones (árbitros/ jugadores, árbitros/ técnicos, árbitros/ etc.)….
Desde las opiniones (e intercambio de opiniones) extra arbitrales vertidas en diferentes ámbitos (sea twitter, facebook, chats, foros,  radios, etc. etc.).
Desde politizar la carrera…
Siempre fui un convencido que cada actor debe (y tiene) que ocupar su lugar, el lugar que mejor sabe hacer….”SU LUGAR”.
Los jugadores deben jugar…
Los periodistas deben opinar…
Los dirigentes deben gestionar…
Los árbitros deben dirigir…

Obviamente cada uno tiene derecho de hacer y deshacer como quiera su vida y carrera, pero creo inmensamente positivo (y hablo exclusivamente de los árbitros que es el tema que personalmente me interesa) que forjen su destino, concentrados y abocados exclusivamente a su carrera dentro del deporte. Cualquier tipo de “convivencia” del rol arbitral con otros roles creo que debilita su futuro, no hablo de aislamiento, solo de convivencia…con límites.

Antón, antón,  antón pirulero,
Cada cuál, cada cuál atiende su juego,
Y el que no, y el que no………………….una prenda tendrá.




Thedy Adjemian