lunes, 21 de noviembre de 2011

La lección de Franco de Vita


Siempre me pareció interesante apostar a los jóvenes…con las consecuencias que puedan traer. Quizás el legado de algunos maestros que tuve (y tengo), Rubén Cazamajou, Mariano Narodowski, Donato Pacífico entre otros, quienes siempre confiaron en las nuevas generaciones y que éstos (los jóvenes), más allá de ciertas “inexperiencias”  demostraron y demuestran garra, frescura, desfachatez y valores que hacen que las cosas no sean ni mejor ni peor….simplemente diferentes…muy diferentes.
Obviamente valoro y rescato la madurez, los años de aprendizaje, ciertos valores (algunos desgraciadamente perdidos), orden, compromiso, responsabilidad…..pero…………
Ayer tuve la suerte de ir a ver el recital de Franco de Vita. Una voz entrañable, autor de letras increíbles...con sus años a cuestas... y muchas cosas que me dejaron pensando y reflexionando.
Desfilaron (y obviamente cantaron) junto al él varios invitados…reconocidos (Soledad, Leonel García), otros no tanto (Debi Nova, Santi Cruz) y otros auténticos jóvenes  desconocidos que De Vita apostó y se jugó por ellos…confiando en sus condiciones que una persona con la capacidad del venezolano solo pueden detectar.
Cómo habrá sido la apuesta que quizás el tema más importante de este año lo interpretó con una fan que un día antes había hecho cantar por casualidad desde la platea. Lo maravilló, lo cautivó, vio sus condiciones y no dudó por hacerla cantar junto a él en la función del domingo delante de 7.000 personas.
De Vita mostró como pueden convivir con un verdadero líder (escribo líder e inevitablemente escribo Bielsa), prestigio, voces reconocidas, otras no tanto y apostar sin dudarlo a jóvenes talentos asignándoles a éstos  un lugar de importancia y no de relleno marketinero.

Apostar a los jóvenes.
Asignarles un rol protagónico.
Jugarse…dándoles junto a ese respaldo responsabilidades, compromisos, seguridades y humildades.
Será sumamente enriquecedor poder confiar en ellos eligiendo entre quienes hacen las cosas bien, con seriedad y profesionalismo...porque las cosas bien hechas…
no tienen edad…ni dueño.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Buscando mi ADN


Navegando entre el que soy…y el que quiero ser.
Luchando entre el que puedo ser… y el como debería ser.
Lidiando entre el yo… y el yo?

Todos los días trabajamos/ entrenamos para ser nosotros mismos, que pareciera sencillo… pero no lo es. Buscamos constantemente nuestra identidad y en el mar de dudas y certezas vamos reformulándonos (o como diría el gps) recalculándonos…a veces sin encontrar la dirección exacta (ni cercana)

Y allí vamos…con contradicciones, luchas internas, deseos cumplidos (e incumplidos), inseguridades…buscándonos a nosotros mismos.

Lo más complicado es no saber que queremos ser (o como somos). Cuál es (o será) nuestro A.D.N.
Desde el momento que dirigimos nuestro primer partido empezamos a formar nuestro perfil: para nosotros, para los jugadores, para los DT, para el público, para los dirigentes…para todos.
Desde el primer silbato ya estamos “mostrando” cuál será nuestra personalidad (y donde empezarán los desgraciados rótulos) y como el mismo irá creciendo y transformando junto a nosotros.
Sin duda (y es bueno saberlo aunque suene infantil)  somos lo que somos”.  Con nuestras infancias, adolescencias, experiencias, herencias, mandatos (familiares y culturales), orgullos, dudas, etc., etc., y 3.541.902 etcéteras más….y eso se verá reflejado en la cancha.
Para un buen desarrollo personal no seamos quien no somos ni podemos ser. Aceptémonos (con nuestras fortalezas y debilidades) y trabajemos para mejorar y fortalecernos día a día, partido tras partido…sin ambigüedades.
Entiéndase:
Si somos de derecha, no llevemos el tatuaje del Che.
Si somos de izquierda no llevemos la remera de Mauricio.
Si somos pacificadores no llevemos un fusil.
Y si somos guerrilleros no llevemos una pluma….más allá del reglamento de juego.

Lo fundamental es ser quien somos (y así mostrarnos), desde el primer partido (hasta el último) y esto no quiere decir que haya partidos donde debamos ser más enérgicos que otros. Simplemente ser coherentes con nosotros mismos. Sin defraudar(nos), ni traicionar(nos)….porque SIMPLEMENTE…………

                                         ASÍ SOY YO. 
                       www.youtube.com/watch?v=vHt15PBwsTk