lunes, 30 de mayo de 2011

Autoridad Light (bajas calorías)


Cállense que viene la maestra.
Cuando habla un mayor tenés que escuchar…… en silencio.
Cuidado que viene la policía.
Al árbitro no se le discute, se lo respeta y obedece.

Cuántas veces los que hemos nacido en la década del 60/70 (obviamente antes también) hemos escuchado frases parecidas donde la imagen de autoridad reflejaba una obediencia debida.
Cuántas veces a pesar de estar en desacuerdo se resignaba nuestro pensamiento ante esa imagen. Autoridad que demostraba distancia de nuestra realidad, casi robótica, carente de afecto y sociabilización.
Autoridad que no tenía contacto con el actor (llámese alumno, jugador, dirigente, etc). Autoridad que demostraba en cada gesto un escudo infranqueable, ni siquiera con tarjetas VIP.

Vemos como con el paso del tiempo, con realidades políticas, sociales y comunicacionales  diferentes esa estructura de autoridad fue mutando. Ese árbitro, docente o adulto fue modificando su imagen rígida por un modelo más flexible, dejando lugar a un jugador, persona, sociedad mucho más cuestionador.
Un nuevo modelo de autoridad.  Ni mejor ni peor. DIFERENTE. Mucho más flexible, palpable, “humano”,  donde la convivencia lo hace mucho mas cercano a nuestra realidad, menos estructurada, donde conocemos sus vivencias, gustos, hobbies, familia y mascotas. Lo que hace o deja de hacer.
Autoridad que se pone en un lugar simétrico……. de pares.
Autoridad que muchos consumimos y que no sabemos si esa falta de límites claros nos hace mal… o nos hace bien.
Una autoridad Light, bajas calorías.
Ni mejor, ni peor.
DIFERENTE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario