sábado, 6 de mayo de 2017

(Dis)capacitados

 El aprendizaje continuo es el eje del crecimiento….. personal
Pero generalmente cuando hablamos de aprendizaje nos referimos al alumno, al árbitro,  al opuesto asimétrico del que cumple el rol del ¨lugar del saber¨.  A los que  débilmente  creemos que son los únicos que deben incorporar conocimientos para poder mejorar y trascender en su tarea… en la vida misma.
Escribimos, planificamos, pensamos…. pero difícilmente nos preocupamos por ir en busca de conocimientos, actualización, capacitación, innovación y estrategias, donde  apaciblemente  esperamos el cómodo ¨Delivery¨ para adquirir algún tipo de contenido que después trabajaremos con nuestros alumnos y/o  árbitros.
Recorro el continente, el mundo, sociedades, diferentes culturas,  y observo habitualmente que aquellas personas que piden a gritos, exigen, promulgan y demandan aprendizaje,  son los que a la hora de capacitarse flaquean o fintean por calles sinuosas su propia formación.
Ponemos el foco en el árbitro pero nos olvidamos que para que haya buenos árbitros necesitamos buenos capacitadores, formadores, comprometidos, profesionales aunque pertenezcamos a un mundo/ deporte amateur.
Sin buenos docentes difícilmente tengamos buenos alumnos.
Sin buenos formadores y capacitadores difícilmente tengamos buenos árbitros.
Podemos ser modelo, reflejo o  imagen de nuestros ¨alumnos¨. Para exigir y reclamar  los primeros que debemos exigirnos y capacitarnos somos nosotros mismos.
¨Mi cabeza no es un vaso por llenar,
Es una luz a ser encendida.
Me esforzado en ser buen alumno
Pero nunca presumo de lo que sé
Como el tridente de Neptuno
Tengo el poder de mi saber¨



Thedy Adjemian

No hay comentarios:

Publicar un comentario