martes, 19 de abril de 2016

La Grieta

La  crítica y descontento hacia los árbitros es un hecho histórico que no tiene vencimiento, que se repite año  tras año,  generación tras generación, sin distinción de sexo, raza, cultura o religión.
Todos los que hemos transitado por el arbitraje tuvimos algún problema, disgusto o malestar creyendo de ambas partes que algo estaba fallando.
Pero pasan los años, el mundo cambia, las tecnologías avanzan,  las generaciones se van transformando y el desencanto y malestar hacia los árbitros siguen en pie, anclado…firme como esas cosas que nunca se modifican.
Yo me pregunto donde estará el punto serio a reforzar/ trabajar/ cambiar/ debatir…
Yo me pregunto si algunos árbitros cuando sienten (sienten?) que algo les salió mal se esfuerzan y trabajan  para mejorar, con pasión, dedicación y  madurez….más allá del discurso.
Yo me pregunto si los jugadores, clubes o técnicos hacen algo para que el nivel de protesta, juego limpio o atmósfera se "potivisen" en busca de una convivencia en paz, siendo capaces de fomentar en sus senos personas que quieran experimentar el arbitraje.
Hay muchos factores para analizar. … de varios lados. Las tecnologías también ayudan  a ver o conocer cosas que antes también existían, pero que eran inaccesibles.
Así entonces, las dificultades que son ajenos a los árbitros quedarán en las personas adecuadas para formular o reformular la situación.  En lo que a mi opinión respecta creo que la nueva generación de árbitros tiene muchos buenos aspectos en su haber (físico, teórico, imágen física, etc.),  pero otras muchas por mejorar….. algunas conscientes y otras no,  pero que indefectiblemente necesitan un trabajo comprometido  para  mejorar, potenciarse….y perdurar.
Como mencioné antes también habrá que analizar la cantidad y calidad de aspirantes que llegan a querer ser árbitros. El número de equipos/ jugadores creció en gran forma y la línea de crecimiento de los árbitros no acompaña a tal incremento.
Varios factores más para analizar y debatir:
Asimetrías de los árbitros respecto a los otros actores que componen un partido.
Referentes donde puedan reflejarse…
Profesionalismo…
Dedicación….
Compromiso…
Talento…
Pasión…
Acompañamientos serios…
Inversión…
Cientos, miles de cuestiones más.


Muchas veces por querer darle libertad a los árbitros terminamos liberándonos de ellos y no cabe duda que un crecimiento debe hacerse en conjunto, sostenido, sistemático. Habrá que debatir entonces entre todos donde queremos ir, que situaciones son las que culturalmente vienen de antaño, cuáles vienen desde el lugar de la conveniencia personal y cuáles estamos dispuestos a aportar desde todos los sectores a los que pertenecemos,  para que la grieta,  esa famosa grieta, no deje gotear las miserias y cegueras que por momento los humanos poseemos.


Thedy Adjemian

No hay comentarios:

Publicar un comentario