jueves, 3 de septiembre de 2015

Nene......cuando vas a crecer?

Generalmente en las capacitaciones arbitrales los "conductores"suelen mostrar los errores cometidos en el partido designado. Algo frío, robótico, algo parecido a un "cuenta errores", con joystick incluído
Muchas veces creí (y sigo creyendo) que este método tradicional es una herramienta importante en el crecimiento del árbitro... pero insuficiente. Personalmente estoy convencido que es indispensable ir también al fondo del error...de saber porque pudo haberse cometido, profundizando y analizando psico- emocionalmente la situación. Tarea compleja para árbitro y capacitador, pero altamente útil y gratificante.
El Reglamento es conocido por todos, letra mas o letra menos, los árbitros lo saben y se enorgullecen cuando los resultados de los test escritos son positivos. Esa "biblia"que nos da el conocimiento legítimo del juego pero que muchas veces no sabemos interpretar, aplicar ni sembrar en un partido.
El reglamento por sí solo no alcanza. Hay varios aspectos importantes y fundamentales en la tarea arbitral. Muchos otros factores que influyen directamente en el juego......y también en el crecimiento del árbitro.
Hoy voy por la MADUREZ.....emocional....independientemente de la edad cronológica y estadio de la carrera en que se encuentra, alumbramiento, pubertad o adultez arbitral. Factor indispensable para ser un BUEN árbitro.
Educado. Respetuoso. Profesional. Crítico. Autocrítico. Entrenado. Esforzado. Dedicado. Coherente. Mentalmente FUERTE.
Esa Madurez que permite que ya uno no se deja engañar por si mismo. Esa MADUREZ que nos enseña a saber reaccionar en momentos de tensión y conducir un partido donde distintas emociones están en juego.
Es saber escuchar. Ser humilde pero grande. Enfrentando los problemas.
MADUREZ es sentirnos tan seguros de nosotros mismos, de lo que transmitimos, de nuestro rol de autoridad, con defectos que hasta los jugadores "perdonan nuestros errores"CONFIANDO...... y "dejándonos"en paz.


Thedy Adjemian


No hay comentarios:

Publicar un comentario