miércoles, 6 de agosto de 2014

Siglo XX Cambalache...

En los últimos tiempos se ha visto con notoriedad la gran preocupación de los que conducen el arbitraje en brindar distintos tipos de  capacitaciones a sus árbitros. Ya es habitual en todos los torneos (o en casi todos) la toma de exámenes físicos, teóricos y fundamentalmente el apoyo, enseñanza y fortalecimiento sobre distintos temas relacionados a los "hombres de negro"
Estas capacitaciones están dadas principalmente por árbitros de experiencia, árbitros con grandes conocimientos del reglamento de juego, promesas,  árbitros con talento, o ....árbitros con tiempo.
En todos los casos con buenas intenciones, gran predisposición y ganas, con poca remuneración económica pero...pero..... pero..... en muchas situaciones sin experiencia en conducción de grupos ni en conocimientos pedagógicos que hacen dificultosa que la transmisión de saberes cumplan con los objetivos... planificados y trazados.
En algunos casos las personas  que conducen a los árbitros se rodean de gente experimentada para la capacitación y que éstos por su gran trayectoria  hacen que lo pedagógico pase desapercibido por la experiencia adquirida. Pero en otros casos convocan a capacitadores  jóvenes (o no tanto) sin tanta trayectoria, experiencia y/ o herramientas pedagógicas y que quizás  puedan confundir, tergiversar, desorientar sin estar a la altura de jóvenes que están aprendiendo y dando sus primeros ( o segundos) pasos, no estando preparados a  tamaña responsabilidad.
Entiendo que en casos las personas que están al frente de la conducción quieran rodearse con personas sin tanta experiencia para que (inseguridades propias por medio) no permitan el "serrucho de piso" o desplazamiento que no dejen perpetuarse en el poder. Tampoco formar multiplicadores idóneos por el motivo antes señalado.
Sería interesante que las personas que estén al frente de jóvenes árbitros tengan las herramientas académicas necesarias para capacitar(se) y estar conduciendo grupos y que el conocimiento de sus limitaciones pueda lograr  la consciencia indispensable  para fortalecer sus debilidades...
Siglo XX Cambalache problemático y febril
El que no llora no mama y el que no afana es un gil....
Todo es igual
nada es mejor
lo mismo un burro ...............................que un gran profesor 




Thedy Adjemian


No hay comentarios:

Publicar un comentario