martes, 14 de mayo de 2013

Desinformados



Hay tiros libres, laterales, penales, dobles, pasos….
Hay amarillas, exclusiones, exclusiones anaranjadas, descalificaciones y descalificaciones que merecen un poco más…….reglamentarias…. obligatorias.
Sostengo que un árbitro no siente placer por sacar una roja, personalmente creo que la padece, la sufre. Es una situación a veces compleja, otras “pesada”, sin dudas no placentera. En algunos casos “culposa”, en otras dudosa…pero que en todas puede ser causal de una “ruptura” en su relación con jugadores………. u oficiales.
Sabemos que los tiempos cambian. Aquel árbitro rígido, distante, “sin corazón”, frío fue cambiando, transformándose en un ser social, amable, un poco mas cercano al “mundo humano”. Por momentos  necesitando ser aceptado por todos, por momentos queriendo ser querido….quizás amado.
A tal punto que repercute en forma negativa en hechos concretos, en decisiones importantes, a veces graves…otras mas graves aún.
Hay descalificaciones sin informes al tribunal de penas…pero hay otras que sí la ameritan. Obligadas….justas.
Y que el temor de “quedar bien” no nos condicione. Que el temor del rechazo, de la no aceptación,  no influya en la decisión. A veces detrás de una medida antipática….hay una medida debida. Detrás de una medida antipopular hay ojos que ven si aquella deseada seducción pesa más que el deber…..ser. Detrás de una medida “políticamente incorrecta” hay una toma de valor, justa, valiente que será motivo de seducción de mucho…de pocos….o de muy pocos….pero honesta….por lo menos para nosotros.
Hay seducciones que seducen…
Hay seducciones que rozan con la ceguera…
Hay seducciones que van de la mano de la aceptación…
Pero tengamos conciencia que lo que corresponde hablará de nuestra fortaleza, firmeza, coraje, justicia y valores.
Porque como dice Paulo Coelho:
“Tu problema no es tratar de ser quien eres, sino tratar de ser aceptado por todos en la forma en que piensas que debes ser aceptado,” dijo el caballero, alejándose.
“Y actuando de esta manera, es mejor quedarse en el desierto.”





Thedy Adjemian



No hay comentarios:

Publicar un comentario