lunes, 14 de enero de 2013

Capacitación Arbitral (del subte A al tren bala)



Estoy convencido que un árbitro debe capacitarse constantemente, tratar de mejorar su preparación, para así poder aspirar a un mejor rendimiento dentro y fuera de la cancha.
Las diferentes federaciones se preocupan y dedican por ello, considero que con un formato algo estanco en el tiempo, algo desactualizado, algo un tanto demodé, pero capacitación al fin que es lo importante.
Desde años el eje central de la capacitación gira alrededor de los power point, exposición de diferentes reglas, evaluaciones escritas. Algunos interesantes, otros no tanto, algunos clásicos y otros con gran sentido estético pero no ejecutables en la práctica habitual.
En otras ocasiones observamos y analizamos quirúrgicamente partidos y jugadas de selecciones europeas, iterplanetarias, intergalácticas e interestratosféricas…lejanas a nuestra realidad (ver de Disney a Interama). Transmitimos experiencias de árbitros de élite (y también de árbitros de “élite”)….descartables.
Es hora de generar un cambio radical en la capacitación arbitral. Será hora de recurrir a otros profesionales que puedan enriquecer, mejorar y fortalecer la preparación del árbitro. Propongo desde este nuevo paradigma el trabajo conjunto con psicólogos, para saber que pasa por la cabeza de los árbitros más jóvenes y que recién dan sus primeros pasos (o silbatos) ante las presiones externas, internas, entre otros temas.
Prepararlos para estar al frente de (chicos en algunos casos, adultos en otros), cuando jamás se estuvo al frente o conducción de un grupo/s.
También trabajar temas psicológicos  con los árbitros de mayor experiencia. Como poder manejarse/ actuar positivamente ante diferentes decisiones  y situaciones. Como desenvolverse también ante las presiones y saber también convivir con sus pares.
Propongo talleres de expresión corporal. Observo muchos árbitros sin dominio de su cuerpo en la cancha, demostrando y transmitiendo inseguridades (o excentricidades), desgano, empatía, apatía,  excesivas ganas, lentitud o aceleración sin encontrar un punto de equilibrio para “vender” mejor la decisión tomada.
Propongo trabajar con técnicas de relajación, preparación física acorde a cada árbitro y contextura física, debates sobre situaciones de juego que ocurren en los partidos de cada fin de semana y no siempre en las finales europeas que distan (sin desmerecer nuestra realidad local) a nuestra problemática habitual.
Propongo y es fundamental, trabajar con editores de video de partidos para que cada árbitro pueda ver, analizar y debatir en sus juegos  SUS aciertos y errores sin necesidad de recurrir a la “memoria” para reacordar tal o cuál situación.
Es hora de actualizar la capacitación y formación  de los árbitros para estar preparados para las actuales necesidades, nivel, sociedad y exigencia del juego (desde mini hasta veteranos).
No sea cosa que por estar añorando el pasado, wincofón por medio, estemos con la frente marchita esperando que algún “pasajero en trance” nos convenza que todo tiempo pasado fue mejor.



Thedy Adjemian

No hay comentarios:

Publicar un comentario