lunes, 17 de octubre de 2011

El arbitraje … aquel amante peligroso


Muchas veces desde este espacio tratamos de analizar el trabajo del árbitro. 
Autoridad, toma de decisiones, actitudes, relación con jugadores/ técnicos/ dirigentes/ espectadores.
Tratamos de exponer contextos y situaciones que no figuran en un reglamento de juego. Tratamos de mostrar otros lados que no están desarrollados en libros, paper, trabajos o en San Google (alabado el Señor).
Hoy queremos simplemente mostrar lo complicado que puede ser para una pareja de elite la convivencia con su trabajo y familia. Queremos fotografiar brevemente lo complejo y difícil que puede resultar salir ileso de esta “relación paralela”
Tomemos como ejemplo el año 2011 para las parejas de Brasil y Argentina. También podría caberles a otras tantas. Ni hablar de las parejas europeas que tienen innumerables competencias continentales:

Juegos Panamericanos…… 15 días aprox.
Mundiales Adulto masculino (con torneos de preparación previo)….1 mes aprox.
Mundiales Adulto femenino (con torneos de preparación previo)…. 1 mes aprox.
Panamericanos clasificatorios…. 10 días
Sudamericanos…. 7 días
Nacionales… divididos en 4/5 días
Torneos locales (sábados y domingos).

Días más….días menos…….3 meses!!!

Tampoco podemos dejar de lado el profesionalismo y compromiso de los mismos (y no hablo de $$$)  que para mejorar su rendimiento asisten a psicólogos deportivos, entrenamientos especiales, entrenamientos físicos, que suman mucho tiempo (más todavía) y esfuerzo.

Y la pregunta que nos hacemos es:

Cómo resiste un trabajo donde se pueda faltar tanto tiempo?
Cómo resiste una pareja (novia, esposa, amante, pasajera en trance) que se “resigne” en soledad?
De donde “mendigar” días (¿más días?) para irse de vacaciones con su familia.
Cómo “inventar” días para pasear (estar) con los hijos?

Obviamente nadie obliga a nadie (ni a nada) y es muy difícil “manejar” los tiempos cuando se están cumpliendo sueños…metas…objetivos.
Pero que interesante sería analizar en el balance de fin año el tiempo dedicado a cada uno de los que nos rodean…de nuestros seres queridos…de nuestro trabajo…sin lamentar heridos ni “facturas” que el tiempo nos ¿hará? pagar.

1 comentario:

  1. thedy la verdad q tns razon, pero solamente esto lo hariamos nosotros, lo que amamos este deporte y esta actividad, solamente nosotros lo q sabemos y valoramos esto,es una linda vida la del arbitro de handball , no carrera si no vida, y se que si me falta la voy a extrañar,y nuestra familia que nos entiende sabe que es lo q nos gusta, aunque no estemos el domingo en el asado nos banca de cualquier manera, se nota q tus palabras las escribis del corazon, saludos thedy y un abrazoo muy fuerte, ahh y yo estoy contento con esta vida, saludos, yo gustavo rodriguez

    ResponderEliminar