martes, 14 de junio de 2011

¿Cómo distinguir la sinceridad del engaño?

Soy de las personas que siguen creyendo:
En la gente.
En sus intenciones.
En la transparencia.
En que la pelota aún no está manchada…tampoco el silbato.

Sigo creyendo que nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario (quizás inocente…quizás ingenuo).
Sigo confiando en la labor de los árbitros. Así como hay jugadores que erran y aciertan, también los jueces lo hacen. Así como hay técnicos que plantean mal un partido o tienen decisiones desafortunadas…. también los “hombres de negro”
Nunca se me cruzó por la cabeza que Funes Mori tenga precio para errar tanto.
No me imagino que Madelón plantee esquemas mezquinos para perder...con la soga del descenso en su cuello.
Jamás sospeché que  J.J. Lopez (llamado Juan López) fuera beneficiario de “planes sociales”, planteando un equipo que hasta traiciona la propia historia de River....mandándolo al descenso.
Ni remotamente dudé de Silva, del gol en contra de Bottinelli, ni que a Sergio Goycochea le hayan querido regalar café colombiano ilimitado en aquel recordado 5 a 0.
No sospecho de Schiavi, del Bichi Fuertes, del Pollila Da Silva... ni de La Volpe.
Porqué los jugadores, técnicos, etc. pueden equivocarse sin sospecha de “compra” y los árbitros NO?
Porqué los errores de todos son errores y las equivocaciones de los jueces tienen precio en pesos, dólares, euros o manos mafiosas manipuladores de resultados ?
Porqué mientras Carrizo sigue con las manos heridas…
Chacarita sigue peleando "valientemente" en "zonas liberadas"…
Batista sigue buscando la Copa América...
Bottinelli vuelve a hacerse otro gol en contra ...
Y los dirigentes de Nueva Chigaco siguen "negociando" con barrabravas…. tengo que pensar que solo los árbitros son perfectos y sus errores cotizan en bolsa.

Mientras tanto…
Cómo hago para diferenciar…. la sinceridad del engaño?

No hay comentarios:

Publicar un comentario